Salmo 30: orando con los Salmos

Hace unos días estuve en una conferencia.  La oradora hablaba de los vasos de honra.  En la cultura del pueblo de Israel, la hospitalidad es muy importante.  Los vasos de honra sirven agua fresca a los invitados.  Una vez que sufran desgaste, se utilizan para llevar ofrendas al templo.  Allí queda hasta que vuelve al alfarero que hará todo el posible para restituir su belleza anterior.  No se los echa fuera a la basura.  No, estos vasos son tratados con cariño y respecto.

David, como cada uno de nosotros, pasó por muchas pruebas.  Él siempre hizo un ejercicio muy importante de recordar las obras de Dios en su vida.  Mirando hacia atrás podía conseguir la fe para afrontar las pruebas presentes, momentos en que como vaso fue roto.  Él llena estos recuerdos con alabanza.  Basado en estas experiencias, se refiere al futuro con fe y esperanza, en las manos del alfarero.  Su Dios no ha cambiado y sus promesas están tan disponibles, como cualquier otro momento de su vida.

Hoy, al pensar en los problemas que afrontas, empieza a recordar otros momentos difíciles y cómo Dios te ha librado.  Alaba al Señor específicamente por cada ocasión.  Reconoce el poder de Dios en aquel momento, sabiendo que no ha cambiado.  Dios no nos deshecha, Él quiere restaurarnos. Presenta tu petición con fe y esperanza.   Si no tienes una historia con Dios que puedas recordar, empieza tu historia hoy.  Entrégate a Él, y empieza a ver su obra maravillosa en tu vida.  Él te ama y te quiere ayudar.

Puedes leer este salmo online:   https://www.biblegateway.com/passage/?search=Salmos+30&version=BLP

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.