Salmo 32: orando con los Salmos

Día 25: Salmo 32 (online ⬇)

Me encantan las películas.  Suele ser que en los primeros minutos se puede saber cuál va a ser el final.  Sabemos quiénes son los vilanos o los héroes. Tenemos idea de quienes están relacionados románticamente y qué eventos les podrán unir.  Sería tan bueno tener esto en mente cuando miramos nuestra vida. Obviamente las circunstancias van a ser muy diferentes dependiendo de quienes somos, pero sabemos la dirección en que van las cosas, y el final es de victoria.

David hace un recorrido muy interesante, casi como de película. Él empieza hablando de sus pecados que “envejecían mis huesos de tanto gemir todo el día”.  En seguida, el guion nos lleva a una solución: “Pero yo reconocí mi pecado, no te oculté mi culpa”.  Al final, nos encontramos con una promesa preciosa de que Dios tiene sus ojos fijados en nosotros y nos hará saber el camino a seguir.  Todo un guion con final feliz, y este es el nuestro cuando confiamos en el Señor. 

Confesa tus pecados, pidiendo un corazón justo delante del Señor.  Con este corazón, el Señor será tu refugio y te protegerá de la angustia.  Busca conocer Sus caminos y pide que te oriente con relación a los pasos que tienes que dar en el futuro.  Él tiene Sus ojos fijados en ti para que no caigas y llegues a buen puerto.

Puedes leer este Salmo online:  https://www.biblegateway.com/passage/?search=Salmos+32&version=BLP

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.