Salmo 34: orando con los Salmos

Día 27: Salmo 34 (online ⬇)

Somos luz.  Cuando le tenemos a Jesús en nuestro corazón, la luz irradia de nosotros.  Ya no podemos cambiar quienes somos, pero podemos malgastarlo.  Algunos podemos llegar a pensar, con cierta humildad, quienes somos para esperar que otros nos miren y nos sigan.  En esto está la clave del evangelio: “ya no vivo yo, sino Cristo vive en mi”.  Cuando él toma posesión de nuestro corazón, lo transforma, llena de luz e ilumina todo al nuestro alrededor.  No es de nosotros, sino viene de Él.  

Este Salmo de alabanza nos invita a todos a contemplar la belleza de Dios y alabarle por todo lo que es y por todo lo que hace.  David cuenta las muchas proezas del Señor para que todos nos demos cuenta de ¡qué gran es Él!  Hace la invitación vez tras vez:  mirad, contemplad, etc.  Él lo ha probado y ahora quiere que todos conozcamos las obras magníficas de Dios.  Es un Salmo lleno de promesas preciosas para los que confían en el Señor.  Dios no nos quita del mundo con sus maleficios, pero los libra de todo por amor de Su nombre.

Alabemos al Señor a la vez que evaluamos nuestra vida, lo que hacemos, lo que decimos, cómo actuamos.  Sus promesas vienen siempre con instrucción de vida.  Lee atentamente este Salmo y evalúa tu manera de actuar.  El Señor es fiel en dar el fruto de lo que plantamos.  Que nuestra vida sea fértil en obediencia y en el Fruto del Espíritu.  Ora confiada que Dios siempre contesta la oración de las que hemos sido justificadas por Su Hijo.

Puedes leer este Salmo:  https://www.biblegateway.com/passage/?search=Salmos+34&version=BLP

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.