Salmo 41: orando con los Salmos

Día 32: Salmo 41 (online ⬇)

Se cuenta la historia de un niño durante la Segunda Guerra Mundial.   Cuando las bombas empezaron a caer, su padre y otros se ocultaron en un gran agujero en el suelo.  Cuando llegó cerca notó que solo vía un gran espacio en negro.  Su papa le decía que saltara lo cuanto antes para dentro del agujero. Él dijo:  No puedo, papá, ¡no veo nada!  Su padre le dijo:  Tú no me ves, pero ¡yo te veo a ti! ¡Salta! Así nos sentimos en algunos días de nuestra vida, el futuro es incierto, las circunstancias son oscuras.  Dios te ve.

En este Salmo, David se alienta en un Dios cuidadoso, que nos ve durante los momentos difíciles.  Empieza describiendo la tristeza de alguien que afronta persecución hasta el lecho de enfermedad.  Su discurso da un giro cuando empieza a enumerar las misericordias de Dios para con su pueblo.  Nosotros podemos encontrar consuelo en las palabras de David.  Encontraremos salida y saltaremos en el agujero negro sabiendo que los brazos de nuestro Padre nos aguardan.

Oremos por nosotros y otros que conocemos que tienen falta de fe en este momento.  Afrontan una problemática tan grande que les cuesta creer.  Pueden incluso pensar que Dios les ha olvidado.  Que hoy, tú o esta persona por quien oras, podáis encontrar consuelo en Dios.  Que descanséis en los brazos de Dios.  Aún que todo esté oscuro, que sepáis que el futuro está en las manos del Padre que tanto os ama.

Puedes leer este Salmo:  https://www.biblegateway.com/passage/?search=Salmos+41&version=BLP

Anuncio publicitario

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.