Salmo 47: orando con los Salmos

Día 37: Salmo 47 (online ⬇)

Se cuenta la historia de un padre en un pueblo muy lejano. Él, sabiendo que el Rey pasaría por el pueblo en un gran desfile real, hizo planes de llevar a su hija para verlo. La niña estaba muy emocionada por tan gran ocasión. Llegaron y consiguieron un lugar estupendo. “Allí viene el Rey”, gritaban. Vino y se fue con gritos de saludo del pueblo. En el camino a casa, el padre notó que su hija estaba muy triste, al contrario de lo que esperaba. Le preguntó: “Hija, ¿Por qué estás triste? ¿No pudiste ver al Rey? La niña contestó: “Sí, yo he visto al Rey, pero el Rey no me vio a mi.”

Esta historia ilustra tan bien como se exalta al nombre de Dios en este Salmo 47. Este Rey al cual exaltamos, al contrario al de la historia, no pasa de largo y nos ignora. Nuestro Rey nos ve. Él tiene Sus ojos fijados en nosotras, y conoce cada una de nuestras batallas. Además, tiene poder para darnos la victoria.

Lee este Salmo en voz alta, alaba al Señor mientras lo haces. Dale a Él la gloria que merece, que es solamente suya. Haciéndolo, tu fe aumentará. Cuando hables de tus problemas, tendrás en mente que hablas con el Rey de los Reyes que todo puede y ¡que te ve! ¡Alabado sea Su nombre!

Puedes leer este Salmo: https://www.biblegateway.com/passage/?search=Salmos+47&version=BLP

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .