40 días con Jesús: Mateo 18

Señor, la vida cristiana es imposible de vivir si tú no me ayudas. Sé que estás siempre a mi disposición, soy yo que a veces me siento independiente y pienso que puedo hacerlo todo en mis propias fuerzas y basada en mi propia sabiduría. Ayúdame en estos momentos a verte, ven en pos de mi, como de la oveja perdida, y tráeme de vuelta a casa.

Hay tanto en mi vida que hay que cambiar.

Te pido que pueda perdonar como tú me has perdonado. ¿Cómo no podré extender la misma misericordia y perdón cuando tanto me has perdonado a mi? Siento, Señor, que a veces no soy fiel en ello, pero quiero ser. Ayúdame con tu Santo Espíritu.

Ayúdame a verme libre del orgullo. Que tenga una visión sana de quién soy. Que no piense poco de mi, sino que piense en mi poco. Ayúdame a ser libre y feliz como toda tu Creación que te alaba, cada cual cómo fue creado. Que tenga bien presente tu propósito para mi y pueda vivir en paz y llena de gozo por estar en el centro de tu voluntad.

Guárdame de la envidia. Que yo pueda estar feliz con lo que soy y tengo, sabiendo que Tú eres el dador de todo, que lo hace con toda la sabiduría. Que pueda verdaderamente alegrarme con los que se alegran. Que no desee el mal a nadie, sino que lleve a ti toda mi queja sabiendo que tú eres el Dios justo.

Te alabo porque sé que Tú quieres quitar todo este pecado de mi vida. Ayúdame a parecerme más contigo a cada día. En tu nombre, Jesús.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .