Promesa 6: Malaquías 3:10 (la provisión de Dios)

La crisis de Coronavirus está trayendo muchas dificultades a muchos países del mundo. La crisis financiera representa la falta de trabajo y, por consecuencia, falta de recursos para el hogar. Dios no es insensible a esta situación. Él te ve y sabe de lo que tienes falta.

Este versículo nos da la instrucción de que seamos generosos en cualquier situación. El «almacén del templo» puede ser la iglesia que frecuentas, pero también puede ser tu semejante que tenga una falta de algo que tú puedas suplir. Es tiempo de compartir, de dar, de ser generosos, con el mucho o poco que tengamos.

Acordémonos de la viuda en el templo, que delante de Jesús puso una pequeña moneda en el ofertorio. Jesús sabía que era mucho para ella. Él no ve la cantidad, sino el sacrificio. Hoy confía lo que tienes, mucho o poco, en las manos del Señor. Él nos promete «abrir las ventanas del cielo para derramar bendiciones a raudales». No tengas miedo de la crisis, ora al Señor, sé generosa, y espera en Él.

Señor, ayúdame a ser generosa con todo lo que me has dado. Ayúdame a ver la necesidad de otros. Confío que tú ves mi necesidad (de trabajo, comida, amistades, dinero) y me bendecirás a la medida que soy generosa con otros. En el nombre de Jesús. Amén

Mara

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.