Llamada a la oración y ayuno: el trabajo del Espíritu Santo

Hoy, el día 7 de los 40 días de oración, estamos estudiando sobre este tema, para orar con conocimiento. He encontrado una publicación bastante interesante sobre eso: 10 Cosas que debes saber sobre el Espíritu Santo

A parte de este artículo muy completo, quisiera enumerar algunas acciones que debemos considerar al orar:

1.El Espíritu ya está en nosotros:

¿Cómo sabemos que permanecemos en él, y que él permanece en nosotros? Porque nos ha dado de su Espíritu.

1 Juan 4:13

Cuando recibimos a Jesús como nuestro Señor y Salvador, recibimos al Espíritu Santo. Es a través del propio Espíritu Santo que llegamos a arrepentirnos. A esto se refiere el versículo:

32 A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.

Mateo 12:32

El pecado en contra del Espíritu Santo es no escucharle en Su invitación para arrepentirnos. Eso no será perdonado pues solo hay salvación cuando venimos a Cristo, arrepentidos y pedimos su perdón.

2. El Espíritu Santo trae Su fruto a nuestras vidas:

 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Gálatas 5:22-23

Fijaros que no dice “los frutos”, sino “el fruto”. Es un paquete integral. Cuando es Espíritu Santo está en nosotros, estaremos demostrando cada una de estas calidades. Con esto en mente, al orarnos, si nos damos cuenta que nos falta el amor, o el gozo, u otra parte del fruto, clamemos con confianza. Ya tenemos todo esto en nuestra vida, pidamos por su manifestación.

Que el Dios de la esperanza los llene de toda alegría y paz a ustedes que creen en él, para que rebosen de esperanza por el poder del Espíritu Santo.

Romanos 15:13

3. El Espíritu Santo nos habla

El Señor quiere guiar nuestros pasos, dirigir nuestra oración, revelarnos Su voluntad, etc. Esto es el papel del Espíritu Santo en nuestras vidas. En eso queda demostrada la gran importancia de vivir despiertas a Su voz. Os dejo algunos versículos que esclarecen este trabajo de Dios en nosotros.

Si el Espíritu nos da vida, andemos guiados por el Espíritu.

Gálatas 5:25

Pido que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre glorioso, les dé el Espíritu de sabiduría y de revelación, para que lo conozcan mejor.

Efésios 1:17

Enséñame a hacer tu voluntad,
porque tú eres mi Dios.
Que tu buen Espíritu me guíe
por un terreno sin obstáculos.

Salmos 143:10

Así mismo, en nuestra debilidad el Espíritu acude a ayudarnos. No sabemos qué pedir, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos que no pueden expresarse con palabras.

Romanos 8:26

Os dejo también un enlace sobre como Él habla y como debemos escuchar:

Escucha la voz del Espíritu Santo

Que hoy, oigamos y cumplamos la voluntad del Padre. Corrijamos lo que hay que corregir, cambiemos dirección, hagamos Su voluntad.

Por lo cual, como dice el Espíritu Santo:
    Si oyereis hoy su voz. No endurezcáis vuestros corazones,
Como en la provocación, en el día de la tentación en el desierto,

Hebreos 3:7-8

Quedaros en la paz del Señor.

Mara

Un comentario en “Llamada a la oración y ayuno: el trabajo del Espíritu Santo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .