Guiños del cielo: ¿Y qué de esta preciosa tierra?

Empiezo

Este fin de semana, contaremos con esta única publicación, porque creo que os presento mucho material para digerir, evaluar, pensar y quizás soñar.

Empiezo son una frase mencionada por el autor:

Dios hará de la nueva tierra su morada … El cielo y la tierra ya no estarán separados, sino que serán uno. Pero dejar a la nueva tierra afuera de consideración cuando pensamos en el estado final de los creyentes es empobrecer grandemente la enseñanza bíblica sobre la vida venidera.

Anthony Hoekema

Se dice, con verdad, que todo será tan maravilloso que no se podrá describir. Creo que esto es verídico pues Dios no hace nada por la mitad. Sus obras son completas y maravillosas siempre. Puede que por miedo de pensar y llegar a conclusiones equivocadas dejamos de «soñar» con este maravilloso futuro que Dios tiene para nosotros.

Nuestro destino es un destino terrenal: Una Nueva Tierra, una tierra redimida y transfigurada. Una tierra vuelta a reunir con el Cielo, pero de todos los modos, una tierra.

Paul Marshall

A menudo, como cristianos, pensamos en la fatalidad de Adán y Eva. ¿Por qué lo estropearon todo? Algo dentro de nosotros extraña el Edén, una tierra perfecta, sin manchas, sin pecado, donde vivieron en perfecta harmonía con con el Creador. Vivimos hoy entre en el Edén y la Nueva Tierra: un lugar manchado y estropeado por el pecado. En Apocalipsis 21 vemos que la Nueva Jerusalén bajará a este nuevo lugar, la Nueva Tierra, solamente entonces estaremos en nuestro verdadero hogar eterno.

El autor (Libro El Cielo, Randy Alcorn) menciona varias inferencias en cuanto al cielo. Cuando las ponemos juntas podemos tener una image (aún que va a ser tremendamente inferior a la maravillosa realidad:

  1. El Cielo es una ciudad (Hebreos 11:10 – 13:14). No hace falta imaginar mucho, la gran mayoría de nosotros vivimos en un ciudad y podemos imaginar el ir y venir de la gente, actividades, risas (porque ya no habrá sufrimiento), edificios, cultura, arte, música, atletismo, etc
  2. El Cielo también es descrito como un país, una patria (Hebreus 11:16). Sabemos que los países tienen territorios, gobernantes, orgullo de identidad, diversidad étnica, variedad geográfica, etc.

La naturaleza presente: ríos, flores, plantas, montañas – podrá perfectamente ser parte de una Nueva Tierra, con lugares para pasear, aventurarse, disfrutar al máximo, etc. Si leemos Apocalipsis 21-22, leeremos sobre mucho de eso, considerando que al escribirlo, Juan, trataba de explicar algo que quizás no había personalmente vivido. Aún así se mencionan muros, edificios, ríos, agua, arboles, calles, frutos, etc.

Para disfrutar de todo eso, tendremos cuerpos reales, resucitados (1 Cor. 15:40-44). También podemos imaginar pensando en el cuerpo de Cristo resucitado que continuaba disfrutando de la buena comida junto a sus mejores amigos. Se habla que serviremos en la nueva tierra (Apoc. 22:3). Sabemos cómo utilizar nuestro cuerpo para trabajar, pero eso sí, haciendo aquello para lo que hemos sido creados con nuestras habilidades a tope.

Concluyo con otra cita:

Este mundo es nuestro hogar, fuimos hechos para vivir aquí, ha sido devastado por el pecado, pero Dios planea arreglarlo. Por lo tanto, esperamos con gozo los cuerpos nuevos restaurados y vivir en un cielo y tierra recientemente restaurados. Podemos amar este mundo (físico) porque es de Dios y será sanado, llegando a ser finalmente lo que Dios quiso que fuera a principio.

Paul Marshall

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.