Guiños del cielo: Pero si no voy al cielo, ¿ dónde estaré?

Quisiera dar un paréntesis para que pensemos en esta realidad. En cielo no el el lugar por defecto de todos los que mueren, no importa el tipo de persona que sea uno.

Muchos se basan en una vida “justa” o “buena” a sus ojos.

La Biblia es clara en decir que:

Como está escrito:
    No hay justo, ni aun uno;

Romanos 3:10

 por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios,

Romanos 3:23

Si bien todos nosotros somos como suciedad, y todas nuestras justicias como trapo de inmundicia; y caímos todos nosotros como la hoja, y nuestras maldades nos llevaron como viento.

Isaías 64:6

Es un gran engaño pensar que podemos “ganar” nuestra entrada en el cielo con nuestras buenas obras. No hay uno que pueda decir nunca haber pecado, en acción o pensamiento:

Si decimos que no tenemos pecado, nos engañamos a nosotros mismos, y la verdad no está en nosotros.

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

10 Si decimos que no hemos pecado, le hacemos a él mentiroso, y su palabra no está en nosotros.

1 Juan 1:8

Tenemos esa certeza: somos pecadores – pero si confesamos nuestros pecados, y aceptamos el sacrificio de Jesús recibemos su person y somos limpios de toda la maldad – eso nos lleva al CIELO.

Me gustaría dejar claro que todo lo que estamos enseñando este mes es el destino de los Seguidores de Cristo, que se han arrepentido de sus pecados, aceptado por gracia su sacrificio y ha sido adoptado a la familia de Dios. Esperamos que esto sea tu caso. Si no sabes como hacerlo, primeramente te ofrecemos este video y en seguida una oración modelo de como puedes entregarte a Cristo. Las palabras en si no son importantes, sino la condición de tu corazón:

Si no sigues a Cristo, tu destino es el infierno, un lugar real. Si quieres hoy aceptar a Cristo, garantizando una vida transformada en este mundo, vida abundante y la eternidad con Él, puedes hacer esta oración, o utiliza tus propias palabras:

Señor, yo quiero recibirte en mi corazón, en mi vida. Quiero pedirte perdón por todos mis pecados, en acción o pensamiento. Yo acepto que soy pecador (a) y necesito tu gracias. Perdóname y haz de mí una Nueva Criatura. Limpia mi vida y ayúdame a caminar rectamente. Sé el Señor y Salvador de mi vida. A ti te entrego todo. En tu nombre. Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .