Febrero: Empezamos los 40 días con los Salmos

Te invitamos a pasar a nuestra página de Facebook para publicaciones diarias de Salmos.

Leeremos un Salmo a diario, y meditaremos transformando nuestros pensamientos en oraciones al Señor.

Seamos inspiradas por David y otros escritores que han escrito este libro de alabanzas y oraciones al Señor.

Pasa a nuestra página y síguenos:

PÁGINA DE FACEBOOK DE MUJERES QUE ORAN

Un verano con el libro de Salmos

Os invitamos a que nos acompañéis este verano, leyendo y orando con el libro de Salmos. Lo estaremos enfocando en nuestra página de Facebook a cada dos días para que tengas tiempo de pensar mucho, escribir tus pensamientos y oraciones. Que sea un tiempo de profundizar en este libro tan bonito y entreñable.

Aquí en el blog, descansamos por el verano, volviendo a mediados de septiembre. Oramos que este verano puedas crecer y enamorarse cada vez más de nuestro Señor.

¡Feliz Verano!

Salmo 51: orando con los salmos

Día 40: Salmo 5 (online ⬇)

Hoy es nuestro último día de 40 Días orando con los Salmos. No podríamos acabar con un mejor Salmo. «Apiádate de mí, oh Dios, por tu amor, por tu gran compasión borra mi falta; límpiame por entero de mi culpa, purifícame de mis pecados. Pues yo reconozco mi culpa, tengo siempre presente mi pecado.»

El reconocimiento de nuestra condición, y el pedido de perdón deben de ser básicos en nuestras vidas. Somos pecadoras y necesitamos reconocer esto delante de Dios. Esto nos llena de humildad y nos hace recipientes de la gracia de Dios. Esta la vida Cristiana, vivimos por Él y para Él. Su gracia abunda en nuestras vidas.

Gracias Jesús, por el perdón que tenemos en ti. Gracias por morir en la cruz por nosotras, extendiéndonos tu gracia. Gracias porque podemos vivir en victoria por lo que has conseguido en la cruz. Vivimos de gracia en gracia, de misericordia en misericordia, de victoria en victoria – todo por ti y para ti. Te amamos, Señor.

Puedes leer este Salmo: https://www.biblegateway.com/passage/?search=Salmos+51&version=BLP

Salmo 50: orando con los Salmos

Día 39: Salmo 50 (online ⬇)

Para que el oro sea purificado tiene que pasar por el fuego. Se funde en alta temperatura para ser limpiado, moldeado y finalmente, que esté resplandeciente. En Corintios 3:13, leemos: «a obra de cada uno se hará manifiesta; porque el día la declarará; porque por el fuego será revelada; y la obra de cada uno cuál sea, el fuego la probará.»

Nuestras obras son vistas y juzgadas por Dios. Él ve más allá de lo es evidente, Él ve la condición del corazón. La justicia está en Sus manos. En ella podemos estar seguros pues Su justicia es perfecta. Si nuestro corazón está firmado en agradarle, podemos esperar su justicia, aún que estemos viviendo un momento de ultraje y engaño.

Dios ve todo desde una perspectiva clara y verdadera. Puedes confiar que tus obras, pasadas por el fuego y encontradas verdaderas, le invitan a la intervención de Dios. Dios es justo y no tarda en poner las cosas en su lugar. Confía, entrega tus preocupaciones a Dios y espera.

Puedes leer este Salmo: https://www.biblegateway.com/passage/?search=Salmos+50&version=BLP

Salmo 49: orando con los Salmos

Día 38: Salmo 49 (online ⬇)

Todos mis recuerdos con mis abuelos y bisabuelos fueron vividos con mucha intensidad, y también en bastante humildad. Ningún lado de mi familia disfrutó de posiciones sociales o riquezas. Eran momentos auténticos de amor, llenos de la presencia de Dios. Me han dejado esta herencia: confianza en Dios. Han fallecido pero viven eternamente porque han acumulado tesoros en el cielo.

Este Salmo habla de aquel hombre que acumula riquezas y confía en ellas. Esta es la historia diaria de muchos: buscar y mantener sus riquezas. Lo que no se dan cuenta es que nada de eso podrá acompañarles más allá de la muerte. Lo que llevamos son nuestra confianza en Dios y la marca de Su amor que hemos dejado en las otras personas.

Oremos que podamos poner a Dios en primer lugar en nuestras vidas. Que nuestras posesiones, talentos y posición social puedan estar bajo el señorío de Cristo. Que nuestra confianza no esté en lo qué poseemos y sí en quién poseemos en nuestro corazón, Jesús.

Puedes leer este Salmo: https://www.biblegateway.com/passage/?search=Salmos+49&version=BLP

Salmo 47: orando con los Salmos

Día 37: Salmo 47 (online ⬇)

Se cuenta la historia de un padre en un pueblo muy lejano. Él, sabiendo que el Rey pasaría por el pueblo en un gran desfile real, hizo planes de llevar a su hija para verlo. La niña estaba muy emocionada por tan gran ocasión. Llegaron y consiguieron un lugar estupendo. «Allí viene el Rey», gritaban. Vino y se fue con gritos de saludo del pueblo. En el camino a casa, el padre notó que su hija estaba muy triste, al contrario de lo que esperaba. Le preguntó: «Hija, ¿Por qué estás triste? ¿No pudiste ver al Rey? La niña contestó: «Sí, yo he visto al Rey, pero el Rey no me vio a mi.»

Esta historia ilustra tan bien como se exalta al nombre de Dios en este Salmo 47. Este Rey al cual exaltamos, al contrario al de la historia, no pasa de largo y nos ignora. Nuestro Rey nos ve. Él tiene Sus ojos fijados en nosotras, y conoce cada una de nuestras batallas. Además, tiene poder para darnos la victoria.

Lee este Salmo en voz alta, alaba al Señor mientras lo haces. Dale a Él la gloria que merece, que es solamente suya. Haciéndolo, tu fe aumentará. Cuando hables de tus problemas, tendrás en mente que hablas con el Rey de los Reyes que todo puede y ¡que te ve! ¡Alabado sea Su nombre!

Puedes leer este Salmo: https://www.biblegateway.com/passage/?search=Salmos+47&version=BLP

Salmo 46: orando con los Salmos

Día 36: Salmo 46 (online ⬇)

Cuánto más avanza la ciencia, más nos damos cuenta de lo poco que conocemos. El macro y micro universos nos dejan perplejas. Desde los pequeños detalles de un átomo a los grandes cuerpos flotando en el universo, vemos un Dios poderoso, creativo y cuidadoso.

En este Salmo, alaban a este Dios que es Señor de todo y de todos. Aún que nosotros dictemos mucho de lo que nos pasa como humanidad, Él es soberano sobre todas las cosas. Nos permite el libre arbitrio para que seamos personas con voluntad propia y tengamos esta opción de relacionarnos en Él. Nuestras elecciones conducen nuestro camino. En todo, Dios está allí, con todo su poder, esperándonos para ayudarnos a elegir bien y redirigirnos cuando nos equivocamos.

Hoy, pasemos un momento contemplando la obra de Dios. Alabemos a Dios por su Creación maravillosa. Pasemos tiempo recapacitando la manera que vemos a Dios, a veces limitada. Al mirar a nuestro Dios como soberano del universo, nuestra fe aumentará. Al orar desde esta perspectiva, nuestro problema disminuye a medida que nuestro Dios se engrandece.

Puedes leer este Salmo: https://www.biblegateway.com/passage/?search=Salmos+46&version=BLP

Salmo 44: orando con los Salmos

Día 35: Salmo 44 (online ⬇)

«Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.  Y estas palabras que yo te mando hoy, estarán sobre tu corazón; y las repetirás a tus hijos, y hablarás de ellas estando en tu casa, y andando por el camino, y al acostarte, y cuando te levantes.» Deuteronomio 6:5-7. Cuando se habla de las obras de Dios a nuestros hijos, les estamos preparando para afrontar esta vida con todas sus problemáticas.

El Salmo 44 empieza por recitar las grandes obras de Dios para con su pueblo. Pensando en ello, se recibe una visión más clara de quién es Dios. A partir de allí, se presentan delante de Dios, con el denuedo de hijos hablando a un Dios amoroso y poderoso, que ha hecho muchas hazañas y las hará de nuevo. Con esta confianza, exponen su causa.

Señor, hoy oramos por nosotros como padres, profesores, como personas de influencia en nuestras futuras generaciones. Que les podamos infundir amor a tu Palabra, reverencia en Tu Santa Presencia y confianza en tu fidelidad y poder. Ayúdanos a no solo a hablar de ello, sino vivir esta verdad para ser el ejemplo de vida que necesitan.

Puedes leer este Salmo: https://www.biblegateway.com/passage/?search=Salmos+44&version=BLP

Salmo 43: orando con los Salmos

Día 34: Salmo 43 (online ⬇)

Un faro, en la perspectiva de los barcos, es muy importante en momentos de oscuridad y tormentas. Pasan momentos en que no se puede ver nada, sino esta luz que permanece fiel en medio a la tempestad. ¡Cuántos faros habrán sido la salvación y esperanza para tantos marineros!

El Salmista declara la importancia de la luz de Dios en momentos de tribulación. Le pide a Dios que Su luz le guíe a Su presencia. Él sabe que en medio a la tormenta, aún más importante que el libramiento, es estar en la presencia de Dios, delante de Su Santo Trono. Allí empieza todo: la confianza, la alabanza y la transformación de nuestro ser.

Que pasando por los problemas de esta vida, nuestra oración sea como la del Salmista: «Envía tu luz y tu verdad, que ellas me guíen y me lleven a tu santo monte, al lugar donde tú vives».

Puedes leer este Salmo: https://www.biblegateway.com/passage/?search=Salmos+43&version=BLP

Salmo 42: orando con los Salmos

Día 33: Salmo 42 (online ⬇)

Me encantan las personas transparentes.  No se esconden por detrás de un título o de una función.  Son espirituales, pero no utilizan “la religión” para sus propios intereses.  No tienen miedo de mostrarse vulnerables en momentos desafiantes.  No se creen saberlo todo, pero lo que saben lo comparten con sencillez y humildad.  Si se encuentran con otros necesitados, caminan lado a lado, mano en el hombro.

Esto veo en la vida de David.  En un momento alababa a Dios de su más íntimo y en otro cuestionaba la vida misma.  En todo, su cuestionamiento siempre fue desde una postura de humildad, de querer conocer los caminos del Señor.  Este Salmo contiene uno de mis versículos favoritos: “Como la gacela suspira por torrentes de agua así, Dios mío, suspiro yo por ti.”  Este deseo es tan necesario si queremos conocer los Caminos de Dios.  Tanto le agrada un corazón que quiere llenarse de Su Presencia.

Señor, anhelamos por ti.  Queremos más de ti.  Llénanos para que podamos compartir.  En momentos en que nos sentimos en el desierto espiritual, ayúdanos a buscar los torrentes de agua que vienen de tu trono.  Queremos presentarnos delante de ti como somos, y ver el trabajo tuyo en nuestras vidas mientras ministramos a todos que nos cercan.  Queremos ser verdaderas adoradoras.  En el nombre de Jesús.

Puedes leer este Salmo:  https://www.biblegateway.com/passage/?search=Salmos+42&version=BLP