Promesa 13: Génesis 50:20 (vindicación)

Acabo de hacer un curso en que estudiamos la vida de José de Egipto. Es una historia fascinante con muchos altos y bajos. Él pasó por momentos muy difíciles, donde su fe fue probada. Él se mantuvo fiel al Señor en su fe y carácter.

Los caminos del Señor son superiores a los nuestros y muchos de ellos, no los podemos entender en momentos dados. Sin embargo, la vindicación de las causas injustas es patente en la vida del cristiano fiel. Puede ser que estemos atribulados por lo que nos han hecho. Hay momentos de mucho dolor. El Señor ve todo y ama la justicia, pues es su esencia. En tiempo oportuno, vindicará tu causa.

Tú has defendido, oh Señor, la causa de mi alma, tú has redimido mi vida.

Lamentaciones 3:58

Señor, ayúdame a esperar en ti con paciencia. Mientras espero, quiero tener fe y mantener un carácter íntegro, como José. No puedo hacerlo sola, te necesito. Toma mi causa en tus manos, manifiesta tu justicia. En el nombre de Jesús. Amén.

Mara

Anuncio publicitario