Verano: creciendo en mi fe

Os invitamos a crecer en vuestra fe este verano. Tenemos una serie de videos que serán publicados diariamente en nuestro Facebook y un pequeño recuerdo en nuestro Instagram. En nuestro perfil de Linktree puedes acceder a las listas de reproducción. Todo para que puedas crecer en el Señor durante este tiempo de verano y vacaciones.

Te recomendamos:

  1. escuchar las enseñanzas
  2. hacer apuntes
  3. tener tiempo de oración
  4. tener tiempo de meditación
  5. escucha a Dios
  6. empezar con la disciplina de ayuno

Tu cuaderno puede estar dividido en varias partes:

  1. apuntes interesantes de los que no quieres olvidarte
  2. areas para planear estrategias de crecimiento
  3. peticiones de oración con un espacio para respuestas
  4. versículos para memorizar

Pasemos este mes de verano aprendiendo más sobre Dios y trayendo transformación a nuestras vidas.

Que Dios nos bendiga a todas.

EQUIPO DULCE FRAGANCIA

Llamada a la oración y ayuno: tipos de ayuno

Amigas, quisiéramos repasar algunas informaciones que hemos encontrado de diferentes personas experimentadas en la práctica del ayuno. Esta ha sido la información común entre ellos. Podrás encontrar el tipo de ayuno que se adapte a tu estilo de vida, considerando el factor sacrificio. Debe de ser un ayuno que te cueste algo, para mostrar al Señor tu deseo de que tu oración sea respondida.

También hay que considerar tu salud y si tienes enfermedades que puedan recibir un impacto negativo por tu ayuno. Hay varios tipos, así que, sé realista con tu situación física y, si posible, consulta tu medico de cabecera antes de empezar.

Solo agua

Según Lucas 4: 2, Jesús fue conducido al desierto por el Espíritu y no comió nada durante 40 días. Bebió solo agua. Un ayuno de 40 días con el agua es el ayuno más difícil físicamente y debe realizarse con descanso completo y bajo supervisión médica debido al peligro extremo de intoxicación excesiva, descomposición de los tejidos vitales del cuerpo y pérdida de electrolitos. Te animamos a que el Espíritu sea el que te guíe a empezar un ayuno de solo agua.

Zumo (Jugo) Rápido

Un ayuno de zumos es un ayuno en el que solo bebes zumo y agua (principalmente agua) y no ingiere ningún alimento. Este tipo de ayuno le proporcionará más energía que un ayuno solo de agua. Este es un excelente tipo de ayuno, porque perderás todos los antojos mientras mantienes cierto nivel de energía que te permite funcionar bien. En un ayuno de zumos, recomendamos beber solo zumos recién exprimidos, que se puede hacer en casa con un exprimidor, o (si no tiene un exprimidor) jugos prensados ​​congelados que puedes comprar en una tienda. Desearás evitar los zumos con alto contenido ácido, azúcares agregados y pulpa. Beber zumos con pulpa hace que tu metabolismo empiece de nuevo a traer de vuelta todos esos dolores de hambre difíciles de tratar.

Batidos – Smoothies (solo líquidos)

Un batido rápido te permite obtener todos los nutrientes necesarios que necesitas para funcionar, solo que en forma líquida. Todavía te privas del placer de masticar y comer alimentos sólidos. Los ayunos de batidos te permiten obtener muchas porciones de frutas, verduras, proteínas en polvo y cualquier otra cosa que elijas incluir en su ayuno.

Ayuno de Daniel

El ayuno de Daniel es el tipo de ayuno más conocido y se realiza de acuerdo con el patrón revelado en Daniel 1:12 y Daniel 10: 2-3. En este tipo de ayuno, podrás cumplir con todos los requisitos de tu vida mientras te niegas algunos de los placeres de tu dieta típica. Este tipo de ayuno también es muy saludable para tu cuerpo. Un Ayuno de Daniel es esencialmente un plan de alimentación vegano con más restricciones. Es una dieta a base de plantas donde la única bebida es el agua. Puedes leer más sobre el ayuno de Daniel aquí.

Ayuno de la tecnología y redes sociales

Si no puedes (o no te sientes guiada por el Señor) para hacer cualquiera de los ayunos relacionados con la comida, considera hacer un de las redes sociales, la internet en general o de la televisión. En 2018, el estadounidense promedio pasó 1 hora y 57 minutos en las redes sociales todos los días. Solo toma alrededor de 71 horas leer toda la Biblia a un ritmo de lectura en voz alta. Si el estadounidense promedio reemplazara el tiempo que pasa en las redes sociales con la lectura de la Biblia, ¡podría leer la Biblia completa en 37 días!

Otros tipos de ayunos

Durante 40 días, podrías ayunar una determinada comida favorita, café o una cosa a la que suele dedicar tiempo. Puedes ser creativo. Pregúntele al Señor qué le gustaría que ayunaras durante estos próximos 40 días.

Espero que os sea de ayuda y que os animéis en acompañarnos.

Mara

Una llamada a la oración y ayuno por nuestro mundo

Queridas amigas, espero que hayáis disfrutado de “Un verano descansando en las promesas del Señor” que hemos promovido en nuestro Facebook durante estas últimas semanas. Si no has podido pero quieres conocer muchas de las promesas del Señor, puedes verlas visitando a nuestro Instagram o Facebook.

Hoy vengo con una invitación importantísima. Vivimos momentos difíciles en todo el mundo. Las que conocemos las Escrituras sabemos que tiempos aún peores vendrán en el futuro. Tenemos la gran certeza de estar firmadas en la roca, que es Jesús, y no tememos el día mal. ¡Aleluya! Sin embargo, es imprescindible que oremos más.

Jesús está con nosotras y nunca nos abandonará. Esta certeza nos llena de paz. Os invitamos a 40 días de Oración y Ayuno para crecer en Su conocimiento y comunión. Queremos llenarnos de esperanza al conocer todo lo que nos tiene preparado en el futuro pero no queremos ignorar el presente. Oraremos por nuestro planeta, lejos y cerca. Haremos publicaciones diarias en nuestro Instagram y Facebook. Haremos algunas enseñanzas aquí en el blog también.

Necesitamos aproximarnos a Dios más y más. Una de sus promesas es que vendrá a buscarnos. Sin embargo, su venida va a ser precedida de momentos difíciles en este mundo. Oraremos por estos temas, no necesariamente en orden de importancia:

  1. Nosotras – nuestra fe y crecimiento espiritual mientras esperamos a su venida.
  2. Nuestras familias – por crecimiento en la fe y por los que no Le conocen a Jesús todavía.
  3. Situaciones puntuales en este mundo – las noticias
  4. Salvación y derramamiento del Espíritu Santo sobre la tierra
  5. Por provisiones y salud en momentos difíciles.
  6. Motivos que queráis presentarnos (vuestro país, comunidad, ciudad, barrio, familia, etc. Enviar correo a Mara con petición)
  7. Alabanzas por todo lo que aprenderemos de nuestra eternidad con Jesús.

Van a ser 40 días fantásticos para nuestro crecimiento.

SI NO CONOCES A JESÚS DE MANERA PERSONAL TODAVÍA, PUEDES HACERLO HOY, es algo sencillo pero importante, gratis pero tuvo un gran precio. Él se lo pagó. Para que entiendas más sobre ello, te invito a visitar a este enlace: YENDO MÁS LEJOS

En seguida, os presentaré los tipos de ayuno para que cada una pueda elegir el que se adapte mejor a su condición y vida en general.

Mara

Promesa 22: Salmo 32:8 (dirección)

Podemos asumir que es la voluntad de Dios que conozcamos Su voluntad. Con esto en mente, podemos ir delante de Su trono y pedir entender el camino por lo que debemos andar.

Es una promesa que Le agrada complacer. Busquemos su voluntad para nuestras vidas en momentos de decisión, confiadas que Él nos mostrará la dirección por dónde debemos ir.

Señor, muéstrame el camino por donde debo ir, para que Tu voluntad perfecta se cumpla en mi vida. Quiero encontrar mi propósito en tu voluntad. Dame dirección en mis decisiones. En el nombre de Jesús.

Promesa 21: Josué 1:8 (éxito)

Hoy traemos un versículo en que vemos muy claro que las promesas vienen con instrucción de vida.

Partiendo del punto que no puedo cosechar algo que no he plantado, tampoco puedo esperar un resultado de éxito cuando no he dado el mejor de mí. En este versículo se ve muy claramente cuál es la expectativa de Dios para nosotros: que la ley esté en nuestros pensamientos, en nuestra boca, en nuestras acciones – si es así, obtendremos éxito en las obras de nuestras manos.

Plantemos el buen fruto para tener una buena cosecha.

Señor, te pido que me ayudes a vivir por las valores bíblicos, y con tu dirección – para que pueda hacer tu voluntad, actuar con integridad y cosechar los frutos del éxito. Ayúdame. Te alabo por esta promesa preciosa.

Promesa 7: Salmos 107:9 (llenura)

Las promesas de Dios siempre vienen con instrucción de vida. En este versículo, puedes pensar que no hay instrucción, pero no es asi.

El Señor quiere y nos anima a estar siempre sedientos y hambrientos por Él. No es coincidencia que Jesús se refirió a sí mismo como el Pan y Agua de vida. Existe un momento en la vida del creyente en que se llena de este pan para ya no tener hambre y bebe de esta agua para ya no tener sed. Este es un momento único y determinante en la vida del que cree.

Sin embargo, una vez conoces el Señor y te llenas del pan y agua de vida, te das cuenta que Jesús es mayor de lo que le imaginabas. Cuanto más aprendes de Él, más quiere aprender. Es como ver el pico del iceberg. Por conocer nuestra limitación, Dios nos instruye en tener hambre y sed de Él, y promete irnos llenando poco a poco. Empezamos con una comida ligera hasta que lleguemos a un banquete en su presencia.

Hoy el Señor te invita:

A todos los sedientos: Venid a las aguas; y los que no tienen dinero, venid, comprad y comed. Venid, comprad sin dinero y sin precio, vino y leche.

Isaías 55:1

No se dónde estás:

  1. vacía – necesitas a Jesús
  2. tienes a Jesús, pero no lo suficiente: los problemas de la vida te han hecho olvidarse de quién eres en Cristo.
  3. tienes mucho de Jesús, pero quieres más, buscar estar más y más llena del Señor.

Oremos por los 3 grupos de personas:

  1. Señor, quiero conocerte. No te tengo en mi vida pero quiero tenerte en mi corazón. Entra en mi vida, cambia mi manera de ser para agradarte mejor.
  2. Señor, perdón porque me he dejado llevar por las circunstancias y el peso del problema/pecado me hecho olvidarme que quién soy en ti. Hoy te doy espacio en mi vida para que me llenes de ti.
  3. Señor, gracias porque has sido fiel y has estado a mi lado dándome victorias y misericordias a cada mañana. Hoy vengo a pedirte que me llenes más y más de ti. Que las preocupaciones o pecados no tengan cabida en mi vida.

En el nombre de Jesús, Amén.

Mara

Reto: 30 días de gratitud (29)

No temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.
(Isaías 41:10)

Tu mano me levanta, Señor. Gracias por la fuerza de tus manos que me guían y me llevan por el camino seguro, sobre la roca. Contigo estoy segura. Gracias, Señor.

Reto: 30 días de Gratitud (28)

(1bEl Señor es mi pastor;
nada me falta.
En verdes praderas me hace descansar,
a las aguas tranquilas me conduce,
me da nuevas fuerzas
y me lleva por caminos rectos,
haciendo honor a su nombre. — Salmo 23:1-3

La bondad de Dios nos persigue … qué pensamiento más maravilloso. Somos perseguidos por el amor y bondad del Buen Pastor, nuestro Padre.

Alabemos y demos gracias al Señor por esta verdad tan maravillosa. Toda circunstancia de la vida pierde importancia, mediante tal pensamiento.

Reto: 30 días de gratitud (27)

Entonces ellas se acordaron de sus palabras, — Lucas 24:8

Mucho el Señor ha hecho en nuestra vida y mucho nos ha enseñado en su palabra. En momentos difíciles, o incluso cuando todo va bien, es un reto acordarse de los momentos de liberación. Debemos mantener en mente que el Señor nos ha rescatado. Hoy pensemos en estos momentos en que nos encontramos con el Señor. Que nuestro corazón siempre esté lleno de gratitud por su salvación. En Él tenemos toda la fuerza para esta vida.

Reto: 30 días de gratitud (26)

Y así, habiendo esperado con paciencia, obtuvo la promesa. –Hebreos 6:15

En muchas ocasiones, oramos a Dios y se nos “tarde” en responder. Es importante tener consciencia que Dios nunca tarda, siempre está a tiempo, siempre actúa en tiempo oportuno. La verdad es que esperar por algunas de estas promesas es difícil. Hoy agradezcamos en la espera: por el carácter que Dios está desarrollando en nosotros; porque Él nos está atrayendo a Su presencia mientras pasamos por el desierto … hay propósito en la espera. Gracias, Señor, porque cumples tus promesas y mientras esperamos, tu presencia nos satisface.