Promesa 3: Isaías 40:31 (fuerza)

Las águilas son majestuosas. Sus vuelos son siempre un espectáculo. Muchos no saben que a mitad de su existencia, ellas pasan por un momento difícil cuando tienen que decidir entre la renovación o la muerte. Se retiran al alto de una montaña donde durante 5 meses pasan por un tiempo de dolor y renovación de su pico, uñas y plumas. Después de este tiempo tienen la mejor etapa de sus vidas.

Como las águilas, tenemos diferentes fases en nuestras vidas:

  1. hay momentos en que debemos parar un poco y revisar nuestros objetivos y deseos
  2. hay momentos para descansar y buscan oír la voz de Dios
  3. hay momentos para alzar vuelo por nuevos cielos

Dios nos promete fuerzas como las águilas, nos promete estar a nuestro lado mientras decidimos nuevos rumbos, y mientras nos quedamos en su presencia esperando su renovación en nuestras vidas.

Señor, gracias por esta preciosa promesa que contigo tendré mis fuerzas renovadas. Gracias porque puedo contar contigo en medio a las pruebas, pues tú estás cambiando rumbos y dándome nuevas esperanzas. Señor, dame lo que necesito para afrontar lo que tengo delante de mí hoy. Toma mi vida y renueva mis fuerzas. En el nombre de Jesús.

Mara