Reto: 30 días de gratitud (22)

Él es el resplandor de su gloria y la expresión exacta de su naturaleza, y sostiene todas las cosas por la palabra de su poder. Después de llevar a cabo la purificación de los pecados, se sentó a la diestra de la Majestad en las alturas. — Hebreos 1:3

Gracias, Jesús, por haber venido y sufrido en esta vida. Gracias porque has resucitado, lleno de poder, todo por mi. Hoy puedo clamar en tu nombre y confiar que milagros van acontecer. Gracias por poder adentrar tu presencia y hablar contigo. Gracias porque por tu nombre he recibido salvación y hoy estoy firmada en esta roca. Gracias porque para siempre estaré contigo. Toda la autoridad te ha sido dada, y esto incluye mi vida. Gracias, mi amado Salvador y Señor.

Reto: 30 días de gratitud (21)

Sólo en Dios halla descanso mi alma;
de él viene mi salvación.Salmos 62:1

En ti, Señor, descansa mi alma. Siempre esperaré en ti. Gracias porque tú es mi roca firme. Gracias porque tu Espíritu me guía por sendas de bendición. Gracias porque llenas mis días de tu presencia. Gracias porque me llevas más allá de lo soñado. Gracias porque estarás conmigo hasta el final. Gracias, gracias, gracias.

Reto: 30 días de Gratitud (20)

Para los hombres es imposible —aclaró Jesús, mirándolos fijamente—, pero no para Dios; de hecho, para Dios todo es posible.Marcos 10:27

Gracias, Señor, porque has demostrado tu gran poder en mi vida. Tú eres poderoso para hacer milagros en mi vida. Aquí vengo y espero en tu presencia para clamar por mi vida y los obstáculos que afronto. Vengo agradecida porque has operado milagros en mi vida, nunca me has fallado, … Tú eres el mismo ayer, hoy y mañana. Gracias porque puedo confiar. Todo el poder te pertenece. Gracias, Dios de milagros!!!!

Reto: 30 días de gratitud (19)

¡Nadie, Señor, tan grande como tú!
¡Qué grande y qué poderoso es tu nombre!
¿Quién no te respetará,
rey de las naciones?
Es algo que tú mereces,
pues entre todos los sabios
y todos los reyes paganos,
nadie hay como tú. — Jeremías 10:6-67

Hoy damos gracias por las veces que Dios ha removido montañas de nuestro camino. Si paramos suficientemente vemos que ha habido muchas ocasiones en que el Señor nos ha librado. Dale gracias. Y si afrontas una montaña en este momento, enfoca en la grandeza de nuestro Dios, dale gracias por escuchar tu oración y espera confiada en su fidelidad.

Reto: 30 días de gratitud (18)

Acudid con gozo a su presencia

100 Salmo de acción de gracias.
Aclama al Señor, tierra entera,
servid al Señor con alegría,
acudid con gozo a su presencia.
Sabed que el Señor es Dios:
él nos ha hecho y a él pertenecemos;
somos su pueblo, el rebaño que apacienta.
Cruzad sus puertas dando gracias,
sus atrios con alabanzas;
dadle gracias y bendecid su nombre,
porque el Señor es bueno,
su bondad perdura por siempre,
su fidelidad por generaciones.

Escucha la canción en meditación y acción de gracias.

Reto: 30 días de Gratitud (17)

Dios, en el principio,
creó los cielos y la tierra.
La tierra era un caos total,
las tinieblas cubrían el abismo,
y el Espíritu de Dios iba y venía
sobre la superficie de las aguas.Génesis 1:1-2

Nuestro Dios, el Creador de todas las cosas es grande, y pelea por nosotros. Él está a nuestro lado cuanto afrontamos dificultades y en contra de nuestro adversario. No hay nada que huya a su control. Demos gracias por su Creación, por Su poder y porque lo utiliza para bendecirnos. Al mirar la naturaleza y el espacio, nos daremos cuenta de la grandeza de nuestro Dios, y aún así nos ve en nuestro dolor. Gracias al Señor, el Grande Yo Soy.

Reto: 30 días de gratitud (16)

Tú creaste mis entrañas;
me formaste en el vientre de mi madre.
¡Te alabo porque soy una creación admirable!
¡Tus obras son maravillosas,
y esto lo sé muy bien! Salmos 139:13-14

Somos la obra prima de las manos del Creador, pero no queda allí. Somos sus hijos perdonados por el sacrificio de Jesús. Somos libres en verdad. Hay siempre sitio para mi en Su gracia que es infinita.

Gracias, Señor, por quien soy en ti, Jesús.

Reto: 30 días de gratitud (15)

Bueno es alabar al SEÑOR, cantar salmos a tu nombre, oh Altísimo (Sal 92:1).

Cuando pasamos por problemas en esta vida, buscamos consuelo en la presencia de Dios. La paradoja es que cuando estamos arrodillados delante de Dios es cuando más alto nos sentimos. Su presencia infunde paz, esperanza y gozo en nuestro ser. Hoy agradece al Señor por haber hecho posible que estemos en la presencia de Dios, y estar a Sus pies el el mejor lugar en que uno puede estar.

Reto: 30 días de gratitud (14)

Entrad por sus puertas con acción de gracias,
Por sus atrios con alabanza;
Alabadle, bendecid su nombre. — Salmo 100:4

En su presencia encontramos paz, aliento y refugio. Hoy agradecemos porque el Señor siempre está próximo a los que le buscan de todo el corazón. Entremos en su presencia con acción de gracias y por sus atrios con alabanza. Bendigamos su nombre! Busquemos estar en este lugar secreto en Su presencia, donde puedes derramar tu corazón y saber que Él te escucha y te quiere hablar.

Háblanos, Señor.

Reto: 30 días de gratitud (13)

porque el Señor es bueno,
su bondad perdura por siempre,
su fidelidad por generaciones. — Salmo 100:5

Grande es tu bondad para conmigo. Gracias, Señor. Nunca me fallarás. Puedo confiar pues tú eres mi roca. Aún que pueda afrontar retos en esta vida, puedo estar confiada que eres bueno y todo contribuirá para mi bien.

“Tu bondad dura para siempre … “

Pasa tiempo escuchando esta canción y meditando en la bondad de Dios.