Guiños del Cielo: la imaginación

Todo que tenemos: nuestro cuerpo, nuestras emociones, nuestro cerebro, nuestra imaginación – todo existe como un regalo de Dios para que vivamos una vida completa y plena. Es verdad que el uso de la imaginación sin una fundación firme, puede ser peligrosa.

El autor cuenta sobre las aventuras de Marco Polo, al regresar a Italia, trataba de describir lo que había visto en un nuevo mundo que había encontrado: patria, jardines, tierra, plantas, etc. Utilizaba palabras comunes para tratar de explicar sus experiencias y lo que había visto. China no era imaginario, era real, y utilizando palabras de uso común pudo darles a sus conciudadanos una idea real.

Igualmente, la Biblia utiliza palabras comunes en nuestro vocabulario y experiencia para explicar lo que no podemos entender al completo. El versículo de ayer es comúnmente utilizado para que, de cierta forma, pensemos que no llegaremos a saber nada hasta el día en que estemos allí. Pero no es así, si leemos un poco más, veremos algo interesante:

«Ningún ojo ha visto,
    ningún oído ha escuchado,
ninguna mente humana ha concebido
    lo que Dios ha preparado para quienes lo aman».[c]

10 Ahora bien, Dios nos ha revelado esto por medio de su Espíritu, pues el Espíritu lo examina todo, hasta las profundidades de Dios. 11 En efecto, ¿quién conoce los pensamientos del ser humano sino su propio espíritu que está en él? Así mismo, nadie conoce los pensamientos de Dios sino el Espíritu de Dios. 12 Nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el Espíritu que procede de Dios, para que entendamos lo que por su gracia él nos ha concedido. 13 Esto es precisamente de lo que hablamos, no con las palabras que enseña la sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, de modo que expresamos verdades espirituales en términos espirituales

1 Corintios 2:9-11

El Señor quiere, que a través de su Espíritu conozcamos lo que para el mundo es locura. Como dice el versículo de hoy, Él quiere que nuestra mente esté buscando y entendiendo, a través de Su Espíritu, las cosas de arriba, donde está Cristo.

¿Estás preparada para imaginar?

Menciono dos grandes autores:

Mientras la razón es el órgano natural de la verdad, la imaginación es el órgano del significado.

C. S. Lews

El Cristianismo es el hombre realmente libre – está libre para tener imaginación. Esto también es nuestra herencia. Es cristiano es la persona cuya imaginación debería volar más allá de las estrellas.

Francis Schaeffer

Es importante mencionar de Francis también dejó constancia de algo muy importante: «dejemos que esta Verdad (La Palabra de Dios) dé alas a nuestra imaginación.» Allí empezamos y de allí no salimos: La Biblia.

Señor, ayúdanos a imaginar el cielo pero mantén nuestros pies firmes y fundamentados en Tu Palabra. Ayúdanos a no desviarnos ni a la derecha ni a la izquierda – siempre firmes en la roca de la verdad, Tú Jesús es nuestra roca. Te alabamos en tu Santo Nombre. Amén.

Guiños del Cielo: ¿aburridos?

Uno de los autores cristianos más reconocidos del momento escribió algo y no pude contener la risa:

Casi todos los creyentes con lo que he hablado tienen una idea de que la eternidad es un culto o una misa sin fin, … nos hemos conformado con la imagen de los cánticos sin fin el los cielos, un gran himno después del otro, por siempre jamás, amén. Y nos sentimos abatidos ¿Por siempre jamás? ¿Eso es todo? ¿Estas son las buenas nuevas? Y entonces suspiramos y nos sentimos culpables de que no somos más «espirituales». Nos desalentamos y nos volvemos más al presente para encontrar lo que podamos de la vida.

John Eldredge

Creo que nos hemos inventado una idea de los cielos. Tenemos imágenes de que estamos sentados en una nube tocando algún instrumento musical y … un tanto aburridos. Y eso POR TODA LA ETERNIDAD! Uno de los objetivos principales de este mes es desmitificar esta idea y daros otras basadas en la Biblia que te harán desear estar en este lugar más que nada en la vida. Eso digo sin exagerar. Quisiera terminar con otra cita del libro, del autor pues lo pone tan bien.

No se trata de que queramos algo y os hagamos ilusiones que lo que que queremos existe. Es lo opuesto; la razón por la que lo que queremos es precisamente porque Dios ha planeado que eso exista. Como veremos, no es idea nuestra que las personas resucitadas vivan en un universo resucitado – la idea es de Dios.

Randy Alcorn

Pensemos en ello.

Señor, te pedimos que nos ayudes a entender el plan maravilloso que tú tienes para nosotras. Queremos creer, leer tu palabra y tratar de imaginar lo bonito que está delante de nosotros. Es demasiado grande para nuestra mente. Ayúdanos. En en nombre de Jesús, oramos.

Guiños del cielo: haciendo maletas

¡Cómo me gustan las vacaciones! Hay muchos que les gusta ir a lugares nuevos y vivir aventuras. No importa el tipo de persona que eres, las vacaciones se preparan así:

  1. buscas saber como es el clima
  2. qué ropas tienes que llevar
  3. qué actividades estarán disponibles
  4. y muchas otras cosas

Es interesante que los cristianos, sabiendo que estamos en esta vida de paso, no estemos pensando en nuestro destino final con más intensidad, buscando saber más de lo que nuestro Padre nos tiene preparado, por toda la eternidad.

En gran predicador ha dicho:

Sería bueno que pasáramos esta vida como un viaje hacia el cielo … al cual debería subordinar todas las otras preocupaciones de la vida. ¿Por qué deberíamos trabajar o poner nuestro corazón en ninguna otra cosa, sino en aquello que es nuestro final correcto y nuestra verdadera felicidad?

John Edwards

Señor, ayúdame a mantener la perspectiva en esta vida. Que yo pueda mantener en mente que esta vida es pasajera y que lo mejor está por venir. En nombre de Jesús. Amén.

Guiños del cielo: ¿Cómo asegurarme de que iré allí?

Este mes estaremos hablando del cielo. Permíteme contarte una historia. Dios creó el mundo y todo lo que en él ha. Creo un paraíso donde ha puesto un hombre y una mujer para gobernarlo y tener comunión con él. La mujer y el hombre han decidido dar las espaldas a Dios y desobedecerle. El pecado entró en el mundo.

El pecado abrió un gran abismo entre el hombre/mujer y Dios. La raza humana ha creado muchas maneras para cruzar este abismo como: las buenas obras, la filosofía, las religiones, la moralidad, etc. Todos estos puentes quedan cortos, solamente Jesús es el camino al cielo. Si le aceptas, tienes vida eterna, ¡es su promesa!

Pin en miComunidad.com

Randy Alcorn en su libro dice:

Como seres humanos, tenemos una enfermedad final llamada mortalidad. El porcentaje de muerte actual es 100 por ciento. Al menos que Cristo regrese pronto, todos vamos a morir. En todo el mundo, 3 personas mueren por segundo, 180 por minuto, y casi 11.000 por hora. Si la Biblia está en lo correcto en cuanto a lo que nos sucede después de la muerte, quiere decir que todos los días más de 250.000 personas van al Cielo o al Infierno.

El Cielo, Randy Alcorn

Hay dos opciones después de la muerte: el Cielo (nuestro tema de este mes) o el Infierno. No sería completa la enseñanza sobre el Cielo si primero no hubiéramos hablado de la otra opción posible. Os dejo este video que explica de manera muy clara sobre ambos lugares, que son MUY reales. Al final os dejo una oración para que puedas asegurarte de ir al cielo, si decides arrepentirse de tu pecado y seguir a Jesús:

ORACIÓN DE ARREPENDIMIENTO Y ENTREGA AL SEÑOR:

Señor, me doy cuenta de mi pecado, me arrepiento y abro la puerta de mi vida, de mi corazón para que seas mi Señor y Salvador. Te recibo, y a la vez, recibo el regalo de vida eterna el el cielo contigo por toda la eternidad. En tu nombre, –Amén

Guiños del cielo: la eternidad en el corazón del hombre

¿Has mirado un cielo estrellado durante la noche, en las afueras de las grandes ciudades, lejos de la polución? Hay momentos en que pareces poder tocarlas. ¿Has mirado la puesta del sol en el horizonte después de un día de verano, disfrutando de la brisa del mar? Es un instante inspirador.

En estos momentos, disfrutando de los placeres sencillos de la vida, es que ponemos todo en perspectiva: algo dentro de nosotros nos dice que hay algo más allá, hay más en esta vida de lo que los ojos pueden ver.

Salomón, uno de los hombres más sabios que existió, después de tener toda la riqueza y popularidad que uno puede querer o buscar en la vida dijo:

«Nada tiene sentido—dice el Maestro—, ¡ningún sentido en absoluto!».

¿Qué obtiene la gente con trabajar tanto bajo el sol? Las generaciones van y vienen, pero la tierra nunca cambia. El sol sale y se pone, y se apresura a dar toda la vuelta para volver a salir. El viento sopla hacia el sur y luego gira hacia el norte. Da vueltas y vueltas soplando en círculos. Los ríos desembocan en el mar, pero el mar nunca se llena. Luego el agua vuelve a los ríos y sale nuevamente al mar. Todo es tan tedioso, imposible de describir. No importa cuánto veamos, nunca quedamos satisfechos. No importa cuánto oigamos, nada nos tiene contentos.

La historia no hace más que repetirse; ya todo se hizo antes. No hay nada realmente nuevo bajo el sol. 10 A veces la gente dice: «¡Esto es algo nuevo!»; pero la verdad es que no lo es, nada es completamente nuevo. 11 Ninguno de nosotros recuerda lo que sucedió en el pasado, y las generaciones futuras tampoco recordarán lo que hacemos ahora.

Eclesiastés 1:2-9

En el cotidiano de la vida, en el ir y venir, cuantas veces nos encontramos como Salomón: cuestionando el significado y duración de esta vida. ¿Esto es todo lo que hay?

Hoy queremos enfocar en este pensamiento. Esta inquietud que llevas es algo que Dios ha puesto en tu corazón: Él sembró la eternidad en el corazón del hombre.

C.S. Lewis escribió: «Si encuentro dentro de mí un deseo que ninguna experiencia en este mundo puede satisfacer, la explicación más probable es que fui hecho para otro mundo.»

¡Fuimos hechos para otro mundo! De esto hablaremos este mes. ¿Qué mundo es este?

ORACIÓN:

Señor, quiero llenar este hueco de mi corazón con tu presencia y tus promesas. Ayúdame en conocer más tu palabra y los grandes planes. que tienes para mí.